Cómo Pasó Esto

Recuerdo la ilusión con la que empecé mi emprendimiento, todos los planes inmediatos y futuros que hice en base a mi habilidad para escribir y mi pasión por el mundo editorial. Así que puse manos a la obra, para darme cuenta tiempo después que si bien hacía una revista con contenido y aspecto visual exquisitos, los números y el balance bancario no se veían tan apetecibles. Igual, seguí adelante, pues tengo esa cualidad que dicen es indispensable para tener éxito, la perseverancia; y continué por varios meses, quedando en rojo y solicitando dinero a un socio que había conseguido cada vez que llegaba el momento de la impresión. Un año después el se cansó y me dijo “ya no puedo seguir costeando tu sueño”. Así que sin más, después de firmar los documentos para desligarse del proyecto y probablemente creyendo que yo desistiría (pues a veces no tenía ni para comer), me deseó suerte y me quedé sola, como al principio.

Hice malabares una y otra vez y logré mantener el proyecto vivo durante 3 años más, sin embargo los números seguían en rojo y mi salud decaía de manera intermitente y preocupante. Casi a diario me decía: “hay algo que estoy haciendo mal, pero ¡no se que es!” Pues tenía un excelente producto (bueno, más de uno para ese entonces), una marca que el mercado local amaba y que incluso había alcanzado estándares internacionales con celebridades de la talla de la Dra. Ana María Polo quien había accedido a darme una entrevista y aparecer en la portada de la revista.

¿Has estado en la situación de que das TODO de ti, todo el tiempo e igual las cosas no funcionan como deberían?

Es algo realmente frustrante. Hasta que encontré la página web de una chica que menciono en “La guía para emprender (aunque no tengas un peso)” y comencé a ver la luz en el camino. Me di cuenta de lo que estaba haciendo mal, de lo que no estaba haciendo y cómo por arte de magia ‘adquirir conciencia’ respecto a todo esto, comenzó a abrir otras puertas de sabiduría que me llevaron al siguiente y siguiente nivel en mi empresa. Comencé a generar ganancias, contraté una contadora (pues por fin había dinero que contar jajaja), agrandé mi equipo y en menos de 4 años pasé de tener un Ford Festiva del 1992 a tener un Mercedes Benz C300 confeccionado casi 20 años después que el FORD que tenía antes.

Todo ya iba bien para mi, sin embargo, comencé a percatarme de que muchos de mis colaboradores y ex empleados me preguntaban cosas que en ese momento para mi eran obvias pero no para ellos y fue cuando tuve el momento EUREKA, me di cuenta de que los emprendedores no trabajan muchos aspectos determinantes desde el principio por desconocimiento o una orientación inadecuada (como la relación con el dinero, la planificación de ventas, marketing o contenido o definir los puestos de la empresa aún cuando eres uno sólo en tu emprendimiento) y que este descuido inicial es lo que nos hace trabajar al revés porque sólo creemos que si somos bueno en algo y lo hacemos súper bien (ya sea paginas web, manualidades o fotografía) eso es suficiente para montar un negocio y comenzar a esperar que el dinero llueva sólo porque somos tan buenos en ello, sin importar si es realmente lo que queremos hacer el resto de nuestra vida o si es lo que realmente nos apasiona en ese momento.

Así que comencé una investigación para conocer las inquietudes de los emprendedores incipientes, rememoré y condensé mi historia en 6 capítulos y de ahí salió un material invaluable que hoy te ofrezco si estás en el camino del emprendimiento de un negocio y quieres evitarte tanto sufrimiento y dolores de cabeza… y lo más importante, para que no tengas que abandonar tu sueño antes de tiempo porque comenzaste “por el lado que no era”.

Respecto a los detalles te comento que he creado un magabook (un mix entre libro y revista que me he inventado y que ha resultado ser un nuevo formato editorial mucho más fácil y divertido de leer). Además podrás conocer los detalles detrás de la creación y crecimiento de mi empresa Bien-être Media Group, la cual cree hace más de 7 años, comenzando con una revista y hoy se ha convertido en un multimedios que tiene una cartera de clientes nacionales e internacionales.

Te confieso que hay partes que son intensas, pues mi historia no ha sido fácil pero aparte de ella encontrarás más de 40 artículos escritos por especialistas de todo el mundo en las distintas áreas del emprendimiento (psicólogos, mercadólogos, asesores financieros, abogados, etc.) que te ayudarán a ver con claridad desde el principio y llegar de una manera menos estresante y más rápida a donde quieres. También te recomiendo los libros que me ayudaron a impulsarme y dar el gran salto en mi empresa, así como recursos de canales de Youtube e incluso películas y documentales que al igual que a mi, confío en que te apoyarán en encontrar el camino más recto hacia el éxito de tu emprendimiento.

Si consideras buena idea dejarte guiar por una persona que ha andado el camino del emprendimiento por 8 años o simplemente quieres ver otro punto de vista haz click aquí para conseguir digital “La guía para emprender (aunque no tengas un peso)” donde encontrarás 144 páginas de puro contenido, creatividad y recomendaciones que te apoyarán en tu crecimiento como emprendedor y empresario y te invitará a seguir indagando en esta maravillosa aventura del emprendimiento, pues tal como digo en mis conferencias “ser empresario es algo tan serio como ser médico o abogado y para esto hay que estudiar”.

No esperes más y se parte del grupo de emprendedores que estén haciendo que las cosas pasen con menos estrés y más aciertos.

Haz click aquí para conseguir en digital “La guía para emprender (aunque no tengas un peso)” o entérate de donde puedes encontrar tu ejemplar físico dando click aquí y ¡prepárate para comerte el mundo!


Podemos seguir interactuando a través de mis redes sociales @desdemenos1 o @keilagonzalezbaez. Me sentiré honrada de apoyarte en tu crecimiento emprendedor.

El que quiere hacer algo conseguirá un medio, el que no, una excusa.

-Stephen Dolley